23.10.17

Después del fuego

Después del fuego

Por Sara Plaza

La noche del 15 al 16 de octubre me encontró en casa de unos amigos en una aldea de Galicia. Habíamos desertado del sueño y cada uno masticaba la tristeza, el dolor, la rabia y la indignación compartidas como podía. Yo anoté en un cuaderno estas líneas [originalmente en gallego, como todas las que vinieron después]:

Cómo duele, cómo duele todo el día y lo que va de noche el olor a humo, la ceniza que lleva y trae el fuerte viento, la línea roja del horizonte, la angustia de la gente, del monte, de los bosques, de las aldeas, villas y ciudades de Galicia... cómo duele, queman las lágrimas de los árboles.

Mi habitación parece un arca... la ventana en el tejado, un ojo que escuece intensamente.
***
Al día siguiente, al volver de la manifestación en Santiago de Compostela, añadí otras dos:

Deshacerse como una nube, bajar por las calles de Santiago al grito de "Lumes Nunca Máis" [Fuegos Nunca Más].
***
Unos días después, cuando regresaba a mi propia aldea en la sierra a madrileña, esbocé un puñado de versos en el tren mientras leía los poemarios Pornografía y Estacións ao mar, de las poetas gallegas Lupe Gómez y Xohana Torres, respectivamente:

Sentada con Lupe
al lado de Xohana
mi vientre acostado en otra parte
aquí só estou eu coa miña ollada.
Paso la página
Galiza son restos.
Vuelvo atrás
rastro de rodas
a barca en punto
.
Mis huesos compartiendo el insomnio
con la niebla que sube.
Me gusta volver a escuchar
la transfusión de versos que llevo dentro.
Los pétalos de la camelia
que llovieron encima de mi mesa
sostienen el silencio que gime
cuando clavo los dientes
en las vías,
entre campos carbonizados
con todo al descubierto.
Irse
Quedarse
Re(s/x)istir
con los los pies desnudos
la espalda mojada
el corazón en lo alto
Habitar el bosque
Palpar las cicatrices de los troncos
Colgar una sonrisa de los tizones de las ramas.

[Versión original en gallego]

[1]
Como doe todo o día e o que vai de noite o cheiro a fume, a cinza que leva e trae o forte vento, a liña vermella do horizonte, a anguria da xente, do monte, das fragas, das aldeas, vilas e cidades de Galicia... Como doe, queiman as bágoas das árbores.

A miña habitación semella unha arca... a fiestra no tellado un ollo que proe intensamente.

[2]
Desfacerse coma unha nube, devalar polas rúas de Santiago ao berro de "lumes nunca máis"

[3]
Sentada con Lupe
ao lado de Xohana
o meu ventre deitado noutra parte
aquí só estou eu coa miña ollada.
Paso a páxina
Galiza son restos.
Volvo atrás
rastro de rodas
a barca en punto
.
Os meus ósos a partillar o insomnio
coa néboa que medra fóra.
Gústame volver escoitar
a transfusión de versos que levo dentro.
As pétalas da camelia
que choveran enriba da miña mesa
terman do silencio que xeme
cando cravo os dentes
nos camiños de ferro
entre leiras carbonizadas
con todo ao descuberto.
Marchar
Ficar
Re(s/x)istir
cos pés nus
as costas molladas
o corazón no alto
Habitar o bosque
Apalpar as cicatrices dos toros
Pendurar un sorriso dos tizóns das pólas.

Excelente artículo de Marcos Pérez Pena para ayudar a entender lo que está ocurriendo en Galicia: Miles de personas piden la dimisión de Feijoo al grito de "Lumes Nunca Máis".

Dibujo de Sara Plaza.

Etiquetas: ,