31.10.11

Ya están aquí

Ya están aquí

Por Sara Plaza

Al comienzo de un libro tan necesario como imprescindible titulado "Vendrá la realidad y nos encontrará dormidos (partes de guerra y prosas de resistencia)", su autor, Santiago Alba Rico, escribía el siguiente poema:

Vendrá la Muerte y nos traerá la vida
Vendrá el Vicio y nos traerá valores
Vendrá la Peste y nos traerá salud
Vendrá la Guerra y nos traerá la paz
Vendrá el Delirio y tendrá razón
Vendrá el Hambre y nos dará caramelos
Vendrá la Sed y nos dará refrescos
Vendrá el Tirano y nos dará un parlamento
Vendrá el Silencio y nos hará gritar
Vendrá el Invierno y nos dará calor
Vendrá el Dolor y nos traerá tiritas
Vendrá la Cárcel y nos hará libres
Vendrá la Miseria y nos venderá automóviles
Vendrá el Terror y nos dará protección
Vendrá la Noche y encenderá la luz
Vendrá la Realidad y nos encontrará dormidos

Lo he leído un montón de veces, y en cada ocasión he ido aportando yo misma los ejemplos. En una de esas lecturas sus versos me devolvieron a aquella "Carta Abierta a la Junta Militar" que publicara clandestinamente el escritor y periodista argentino Rodolfo Walsh, el 24 de marzo de 1977, en el primer aniversario de dicha Junta Militar. Y ese estremecedor relato, en un abrir y cerrar de ojos, me trajo de vuelta a este lado del Atlántico, donde no nos gobierna una Junta Militar pero sí una Junta Económica, más conocida como la "troika" (el FMI, la Comisión Europea y el BCE).

Las líneas de esa carta –a las que habría que sumar las denuncias y los testimonios de otras muchas personas comprometidas con la verdad a lo largo y ancho del mundo en distintos momentos de la historia– son tan esclarecedoras que cuesta creer que la Realidad nos haya vuelto a pillar dormidos.

Escribía Walsh:

[...] En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada.

En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40%, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30%, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar, resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni en los últimos reductos coloniales.

Congelando salarios a culatazos mientras los precios suben en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación colectiva, prohibiendo asambleas y comisiones internas, alargando horarios, elevando la desocupación al récord del 9% prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos despidos, han retrotraído las relaciones de producción a los comienzos de la era industrial, y cuando los trabajadores han querido protestar los han calificados de subversivos, secuestrando cuerpos enteros de delegados que en algunos casos aparecieron muertos, y en otros no aparecieron.

[...] han reducido ustedes el presupuesto de la salud pública a menos de un tercio de los gastos militares, suprimiendo hasta los hospitales gratuitos mientras centenares de médicos, profesionales y técnicos se suman al éxodo provocado por el terror, los bajos sueldos o la «racionalización».

Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convirtió en una villa miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz, barrios enteros sin agua porque las industrias monopólicas saquean las napas subterráneas, millares de cuadras convertidas en un solo bache porque ustedes sólo pavimentan los barrios militares y adornan la Plaza de Mayo, el río más grande del mundo contaminado en todas sus playas porque los socios del ministro Martínez de Hoz arrojan en él sus residuos industriales, y la única medida de gobierno que ustedes han tomado es prohibir a la gente que se bañe.

[...] Mientras todas las funciones creadoras y protectoras del Estado se atrofian hasta disolverse en la pura anemia, una sola crece y se vuelve autónoma. Mil ochocientos millones de dólares que equivalen a la mitad de las exportaciones argentinas presupuestados para Seguridad y Defensa en 1977, cuatro mil nuevas plazas de agentes en la Policía Federal, doce mil en la provincia de Buenos Aires con sueldos que duplican el de un obrero industrial y triplican el de un director de escuela, mientras en secreto se elevan los propios sueldos militares a partir de febrero en un 120%, prueban que no hay congelación ni desocupación en el reino de la tortura y de la muerte, único campo de la actividad argentina donde el producto crece y donde la cotización por guerrillero abatido sube más rápido que el dólar.

Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S.Steel, la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez de Hoz y todos los miembros de su gabinete.

[...] El espectáculo de una Bolsa de Comercio donde en una semana ha sido posible para algunos ganar sin trabajar el cien y el doscientos por ciento, donde hay empresas que de la noche a la mañana duplicaron su capital sin producir más que antes, la rueda loca de la especulación en dólares, letras, valores ajustables, la usura simple que ya calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos bajo un gobierno que venía a acabar con el «festín de los corruptos».

Desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional en manos de la banca extranjera, indemnizando a la ITT y a la Siemens se premia a empresas que estafaron al Estado, devolviendo las bocas de expendio se aumentan las ganancias de la Shell y la Esso, rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina.

[...] Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra [...].

25.10.11

La mujer perfecta (según el franquismo)

La mujer perfecta (según el franquismo)

Por Edgardo Civallero

Revisando libros, artículos y otros documentos sobre la educación y la vida cotidiana durante el periodo franquista en España, encontré una serie de escritos que recopilan algunos de los "ideales" inculcados a las mujeres de la época (ver referencias al final de la entrada).

Me tomé la libertad de citarlos en esta entrada tal cual los encontré; sin embargo, también me tomé la molestia de buscar los orígenes de cada cita y de corregir o ampliar la información bibliográfica en la medida de lo posible. Fue durante estas búsquedas cuando entendí que la defensa y la enseñanza de las "ideas" (o, mejor dicho, las barbaridades) aquí reflejadas no se acabó con el final del franquismo: aún hoy siguen en pie. Dan cuenta de ellas los numerosos sitios web, foros y blogs ultra-católicos y/o ultra-conservadores españoles (y latinoamericanos) que ensalzan cierto conjunto de "cualidades" femeninas (una parte de las cuales se ven expuestas en las citas aquí incluidas) e instan a las mujeres a cumplirlas.

Los dejo con ellas: notarán que hablan por sí mismas, y que cualquier otro comentario sería superfluo.

Es un imperdonable error la negación al esposo del débito conyugal. La mujer no debe, bajo ningún pretexto, negar a su marido lo que le pertenece. Muchas mujeres que se lamentan de las infidelidades de sus esposos no quieren darse cuenta de que fueron ellas las culpables de la traición por no haber conocido a tiempo la enorme trascendencia del consejo que antecede.

Dr. Antonio Clavero Núñez. "Antes de que te cases". Valencia: Tipografía moderna, 1948. "Un texto de formación prenupcial, con la explicación sencilla y clara de los procesos sexual y generativo humano. Un consejero para los casados en su vida conyugal. Un guía para la mujer en sus trances de maternidad".

Que las comidas estén dispuestas a tiempo, a la hora que el señor las ha pedido. Puede tener una cita de negocios, una reunión. Si no hay nada preparado a la vuelta, ya se comprende su descontento, su impaciencia. De ahí a las escenas no hay más que un paso que pronto se franquea. Trata de cocinar bien. Los buenos maridos tienen fama de buen apetito. En todo caso, si todas las noches hay charcutería, y cada dos o tres días el mismo menú estereotipado, su humor se resentirá.

Ángel del Hogar (René Boigelot). "La intimidad conyugal: el libro de la esposa". Bilbao: Ediciones Desclée de Browner, 1946. "Obra dirigida a los matrimonios en donde el autor plantea los medios para que los esposos lleven una vida conyugal plena. Para este propósito dedica dos libros: el de la esposa y el del esposo. La presente obra, de la esposa, aborda desde las orientaciones de la doctrina cristiana y la psicología, los siguientes tópicos: finalidad del matrimonio, construcción del amor perfecto, sexualidad, espiritualidad conyugal y derechos y obligaciones de la esposa".

El hombre busca en la mujer precisamente las cualidades que él por su naturaleza no posee. Busca feminidad, dulzura, delicadeza. Mujer-hombre, no la quiere. Para hombre se basta él. Cuando pedimos café, queremos que se nos sirva café puro, sin mixtificaciones, es decir, café-café. Esas chicas que con sus modales recuerdan a casi un hombre, llamarán tal vez la atención, arrancarán algún piropo a los tontos y a los frescos, pero al chico recto y bien formado eso no le gusta.

Jorge Loring (jesuita). "Para salvarte". Edibesa, 2008.

El organismo de las mujeres está puesto al servicio de una matriz; el organismo del hombre se dispone para el servicio de un cerebro.

Federico Arvesú (jesuita). "La virilidad y sus fundamentos sexuales". Madrid: Ediciones Studium, 1962.

Una mujer que tenga que atender a las faenas domésticas con toda regularidad tiene ocasión de hacer tanta gimnasia como no hará nunca, verdaderamente, si trabajase fuera de su casa. Solamente la limpieza y abrillantado de los pavimentos constituye un ejemplo eficacísimo, y si se piensa en los movimientos que son necesarios para quitar el polvo de los sitios altos, limpiar los cristales, sacudir los trajes, se darán cuenta de que se realizan tantos movimientos de cultura física que, aun cuando no tienen como finalidad la estética del cuerpo, son igualmente eficacísimos precisamente para este fin.

Revista de la Sección Femenina. 1958. "Los frentes de adoctrinamiento de la Sección Femenina Española fueron dos: el de la enseñanza por medio de los libros de texto y el de la revista de la Sección Femenina, auténtico faro de occidente para las mujeres españolas".

En cierta edad, ya no muy pequeñas, [las mujeres] adivinan que su ansia de maternidad -porque toda mujer ha nacido para ser madre- no puede realizarse sino con la cooperación del varón. Por eso sienten necesidad de relacionarse con el otro sexo. Y ¿dónde mejor que en el baile? El joven la solicita y ella -la dama- se siente complacida entregándose a él.

Vicente Hernández García. "El baile". Madrid: Stidiium Ediciones, 1961.

Los primeros juguetes de las niñas han de ser las muñecas o cosas parecidas, en conformidad con sus fines ulteriores. Por donde se lleve el agua, por allí corre; y el agua es la conciencia de las niñas en sus primeros años; que corra por sus cauces propios y femeninos.

Antonio García Figar (dominico). "Por una mujer mejor". 1952.

La mujer es la que tiene que llevar la iniciativa en esta táctica del ceder. Constitucionalmente presenta menos dificultad física y psicológicamente de ordinario Dios la ha dotado de una inmensa capacidad de aguante. Después, el hombre, conseguida esa victoria o seudovictoria inicial, más fácilmente cede y aun se da por derrotado. La discreta dulzura femenina puede completar brillantemente la victoria, pero sin la humillación del hombre.

Padre David Meseguer y Murcia. "Matrimonio". Madrid: Ediciones Studium, 1958.

La actitud íntima de la especie humana es la posición horizontal, es decir, aquélla en que el hombre se sitúa delicadamente sobre la mujer (...). La posición vertical, o sea, de pie, no puede ser más peligrosa, pues expone al hombre a graves accidentes, por ejemplo, a la parálisis de las piernas. Y cuando la mujer ocupa el sitio de su marido el acto conyugal no se cumple como debiera.

Manuel Iglesias Ramírez. "Problemas conyugales o Vida y estado matrimonial". Barcelona: Dux, 1953.

Si por casualidad vuestro marido sale alguna vez y, por casualidad, está a punto de cerrar la puerta sin deciros adónde se va, no os creáis autorizadas a exigirle que os diga lo que va ha hacer.

Dra. Edith Carnot. "El Libro del joven". Madrid: Ediciones Studium, 1953.

No haga la mujer gala de sus conocimientos si es que posee una formación intelectual mejor que la del esposo. Al hombre le gusta sentirse siempre superior a la mujer que ha elegido como compañera.

Matilde Ruiz García. "La mujer y su hogar". Burgos: Hijos de Santiago Rodríguez, 1957.

NOTA:
Las citas fueron tomadas de la Revista "Arcadia", nº 49, octubre 2009. "Así era España", p.46. Puede consultarse el número aquí. Numerosos foros, blogs, sitios web y redes sociales replicaron los contenidos (tal y como estoy haciendo en esta entrada) e incluso los ampliaron con nuevos materiales, denunciando una postura machista y discriminadora que, al parecer, no fue olvidada y continúa viva (o, al menos, latente).

REFERENCIAS ADICIONALES:
"Exquisiteces de la mujer franquista", en el blog "El mendolotudo".
"La otra sección femenina", en el sitio web "Sección femenina".
"Perla franquista" en el blog "Reflexiones de las cloacas".

Imagen.

18.10.11

Mercado de pulgas de la Educación

Mercado de pulgas educativo

Por Sara Plaza

Según el Diccionario de la Lengua Española de la RAE, mercado de pulgas (Arg.) es aquel [m]ercado, por lo general al aire libre, que se instala en días determinados y en el que se venden artículos muy diversos, nuevos o usados, a precio menor que el de los establecimientos comerciales. Ahora bien, todo parece indicar que la Academia se ha quedado rezagada una vez más, dado que en su definición de mercadillo no menciona la acepción más extendida del término, a saber: mercado que no tiene fecha fija para su celebración, que se emplaza en los despachos, y en el cual no se vende sino que se regala un producto usado que está como nuevo después de sucesivas reformas.

Si hace más de dos años se destapaba el botín de la universidad pública a raíz del Plan Bolonia, a principios de este año le tocaba el turno a la educación secundaria con el desembarco en España del negocio privado conocido como Teach for America, que aquí se hace llamar Empieza por educar (apadrinado por Ana Patricia Botín, hija del presidente del Banco de Santander, Emilio Botín, y presentado por Wendy Kopp en el ESADE de Barcelona en junio pasado), y hace pocos días, la Federación Regional de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Francisco Giner de los Ríos presentaba una solicitud ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, reclamando a la ONU el Derecho de Asilo para la Educación Pública madrileña.

¿Ustedes se acuerdan de la famosa frase de Obélix, están locos estos romanos? Pues bien al sur de los Pirineos no parece que nos queden muchos dirigentes cuerdos. En España, de un tiempo a esta parte, nos hemos vuelto unos alumnos muy aplicados en eso de la convergencia europea, ya se trate de avanzar hacia la Unión Monetaria, hacia el Pacto de Estabilidad (financiera) y Crecimiento (económico), o hacia el Espacio Europeo de Educación Superior. Y todo gracias a que nuestros gobernantes y sus consejeros (pasados, presentes e inminentes) han echado el resto para cumplir con los objetivos que les fijaron y siguen fijándoles los banqueros y grandes empresarios.

Pero no contentos con aspirar a ser los mejores de la clase, se permiten dar lecciones al resto, y el pasado mes de marzo, el flamante Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Álvaro Marchesi (más conocido en esta orilla por ser uno de los máximos responsables del diseño y puesta en marcha de la nunca bien ponderada LOGSE), dijo que aspiraba a crear en Iberoamérica un espacio similar al Bolonia Europeo.

Me gustaría recordar en estas líneas lo escuchado hace dos años en un debate televisivo que contó con la presencia del entonces rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, y del profesor de Filosofía de la misma universidad, Carlos Fernández Liria.

Al comienzo del mismo, Fernández Liria explicaba: "lo que se dice que es Bolonia no es lo mismo que lo que está detrás de Bolonia. Lo que se dice que es Bolonia tiene que ver con tres objetivos muy loables que es la homologación de los títulos, la movilidad, y un cambio en la cultura de la enseñanza y el aprendizaje. Ninguna de las tres cosas se han cumplido, ni se piensan cumplir, ni hay ningún interés en que se cumplan (...) El aumento de las Becas Erasmus que podrían haber facilitado esa movilidad es prácticamente ridículo (...) Para conseguir las clases pequeñas y las tutorías personalizadas que pretende Bolonia habría que multiplicar no sé si por dos, por tres o por cuatro la plantilla de profesores, cosa absolutamente utópica y absurda que nadie se plantea, más bien hemos recibido instrucciones completamente contrarias. (...) El objetivo fundamental era un Espacio de Educación Superior europea común a toda Europa, eso tampoco se ha cumplido, hay que reconocerlo desde el primer momento. Oxford y Cambridge están fuera. Están fuera las escuelas normales francesas. En realidad, Medicina, Veterinaria, Farmacia, Arquitectura, e Ingeniería, están prácticamente fuera desde el primer momento. Grecia está fuera, en general, porque hay incluso un problema de inconstitucionalidad (...) Esa homologación es completamente ficticia. Eso quiere decir sencillamente que Bolonia es otra cosa que la homologación y la movilidad".

Y continuaba el profesor Fernández Liria: "El documento «Una universidad al servicio de la sociedad» firmado en diciembre de 2007 por el Círculo de Empresarios, dice textualmente en la primera página, se trata de arrancar a la universidad del marco del Estado del Bienestar y de obligarla a competir en el tejido económico. En la última página se pide acabar con la condición de funcionarios de los profesores como en las universidades privadas de Estados Unidos. Y lo malo es que luego esto tiene una trascendencia inmediata en las agencias de evaluación externa de la calidad que son el buque insignia del proceso de Bolonia, la ANECA (...) y la ANECA saca un documento que se llama el proyecto REFLEX, que por sus siglas en inglés quiere decir algo así como el proyecto para la creación de un profesional flexible en la universidad española, que eso es tanto como decir, prácticamente, acabar lo más posible con la condición de funcionario".

Entonces intervino el profesor Berzosa con la siguiente observación: "No, vamos a ver, los empresarios pueden decir lo que quieran, también dicen que hay que abaratar el despido y el presidente del gobierno dice que no. Nosotros los universitarios somos libres, tenemos una Universidad Autónoma para decir que no estamos dispuestos a aceptar ese discurso, y por tanto seremos las universidades las que también diremos lo que tenemos que hacer".

Pero que nadie se llame a engaño, el presidente del gobierno ha dicho que sí a lo que dijeron los empresarios y las universidades, también.

Lo cierto es que el profesor Berzosa no estuvo muy afortunado en casi ninguna de las afirmaciones que hizo aquella noche. A la pregunta que él mismo se hacía de por qué en ningún país de todos los que estaban en el Proceso de Bolonia estaba habiendo el conflicto que se estaba produciendo en España, se respondía señalando que "ha sido un proceso muy largo (...) ha habido poca dirección política, no se ha sabido muy bien qué había que hacer con Bolonia en España, se han dado muchos bandazos (...) Las universidades francesas ya lo han establecido desde el año 2005". Sin embargo, esa versión era desmentida por Fernández Liria, quien aclaraba que en aquel momento en Francia había trece rectores de las trece universidades más grandes del país "prácticamente tomando la Bastilla, (...) oponiéndose exactamente al mismo proceso", que por entonces estaba rechazando el movimiento estudiantil es España. Añadía además que el proceso en Francia no se llamaba Bolonia por el simple hecho de que "Bolonia no existe. Bolonia no es más que la tapadera de lo que realmente está ocurriendo, que es la mercantilización de la universidad". O como se denunció en el llamamiento de las universidades del país vecino, en Francia había un servicio público de enseñanza superior e investigación, había, independiente y de calidad, que disfrutaba de libertad y de reconocimiento. En pocos meses el Gobierno ha decidido de manera abrupta y sin concierto alguno echarlo por tierra y transformarlo en una especie de mercado del conocimiento, de la precariedad, de la flexibilidad y de la arbitrariedad.

El profesor de Filosofía retomó su explicación con la siguiente declaración: "Lo que hay por detrás del Plan Bolonia no es una privatización encubierta porque nunca se privatiza lo no rentable, es algo muchísimo peor que una privatización, es un aspirador de dinero público que las empresas van a aplicar a la universidad para chupar el dinero de los impuestos, algo así como esto, si una empresa pone 10€ en un departamento, el Estado inmediatamente va a poner 100€ y tres becarios. Eso quiere decir que las empresas se van a apropiar de 100€ de dinero público y van a obtener tres becarios que van a trabajar gratis, pagados con el dinero de los impuestos de los ciudadanos, para intereses privados empresariales (...) eso es mucho peor que una privatización, porque eso es sencillamente poner a las empresas, que cada vez pagan menos impuestos, a robar dinero público a través de una argucia legal".

El rector de la Universidad Complutense no solo se quedó sin argumentos con que rebatirla (aduciendo que eso no tenía nada que ver con Bolonia, aunque más adelante veremos que se contradirá a sí mismo), sino que, haciendo un profundo ejercicio de demagogia, lanzaba a los universitarios españoles, a quienes iban a serlo y a sus familias, las siguientes preguntas: "¿usted quiere que España quede fuera de un proceso que están haciendo 45 países? ¿Nos quedamos fuera? ¿Vamos a dejar a nuestros estudiantes en condiciones de inferioridad frente a los otros europeos? ¿Vamos a perder esa primacía que tenemos de recibir estudiantes Erasmus? ¿Vamos a dejar de ser los terceros en enviar estudiantes al exterior? Eso es lo que hay que plantearse, porque nos quedamos en condiciones de inferioridad".

Y apostilló: "lo otro dependerá de los gobiernos que haya. No es lo mismo un gobierno neoliberal que uno socialista (...) y también va a depender de los propios profesores universitarios y de los propios rectores. Nosotros tenemos que protestar y tenemos que presionar, porque efectivamente esas tendencias existen, ese peligro existe. Porque vivimos en un mundo muy globalizado, donde el mercado predomina mucho, hay un fundamentalismo de mercado, espero que a partir de la crisis ya no tanto".

Definitivamente, la bola de cristal del profesor Berzosa estaba bastante opaca aquel día.

Casi al final del debate, Fernández Liria fue, si cabe, mucho más contundente al concluir que "[e]n la universidad probablemente hay muchas cosas que arreglar, lo único que ocurre es que Bolonia arregla los males de la universidad pública como la guillotina se puede decir que puede arreglar los dolores de cabeza (...), podríamos hacer una comparación, ¿qué tal arreglaríamos los males de la justicia privatizando los juzgados y obligando a los jueces a dictar sentencias rentables? (...) Si pusiéramos a los jueces un sistema de agencias de evaluación externa de la calidad de las sentencias, obligando a los jueces a ceñirse a fuentes de financiación externa ¿qué tendríamos? El Derecho no tiene que estar al servicio del mundo empresarial, pero es que el Derecho ni siquiera tiene que estar al servicio de la sociedad, debemos recordar que es la sociedad la que debe estar en Estado de Derecho no el Derecho en Estado de Sociedad".

Al profesor Berzosa todo esto le pareció exagerado. Ahora bien, ¿qué podemos pensar los demás de su desbordante fantasía, ésa que le llevó a repetir por activa y por pasiva "que va a depender de lo que hagamos los universitarios y los gobiernos (...) nosotros también tenemos mucha capacidad de presionar porque cuando hay un gobierno que está en contra y que quiere privatizar, que sea neocon por ejemplo, pues también tenemos capacidad de luchar y conseguir que se echen para atrás, como se han echado Berlusconi y Sarkozy (...) que se han echado para atrás ante el movimiento estudiantil que ha habido".

Pero vamos a ver, ¿no era que en los otros 45 países no había conflicto? ¿No era que las universidades francesas ya tenían el Plan Bolonia desde el 2005?

¡Qué empeño tan estéril en defender lo indefendible!

En fin, no dejen de echar un vistazo al artículo del profesor Darío Balvidares titulado De la obsolescencia programada a la obsolescencia educativa. Encontrarán interesantes reflexiones desde la otra orilla. Para muestra basta un botón: "Un paseo por la hotelería del «conocimiento», las universidades expuestas como recorrido turístico para un sector de estudiantes mundializados a los que se les habla de excelencia y calidad, se les habla del conocimiento como producto y herramienta individual para alcanzar el éxito. El éxito personal en función de la optimización de ganancias empresarial es el objetivo del milenio, la meta del siglo XXI, asociado a la productividad, por supuesto".

11.10.11

Para Pablo Hasél


Por Edgardo Civallero

El pasado 4 de octubre fue detenido en Lleida (Cataluña, España) el rapero Pablo Hasél, de 22 años, bajo la acusación de "presunta apología del terrorismo". La Policía Nacional fue a buscar a Hasél por orden directa de la Audiencia Nacional, que consideró que una de las letras de sus canciones (concretamente, "Democracia, su puta madre", ver arriba) ensalzaba a un miembro de los Grapo: Manuel Pérez Martínez, el llamado "camarada Arenas".

Un día después, el rapero era puesto en libertad provisional, lo cual implica que deberá presentarse cada 15 días en un juzgado de su localidad. El magistrado mantuvo la imputación por "enaltecimiento del terrorismo" y "descrédito y humillación de las víctimas". Al parecer, la acusación inicial se había ampliado al analizar los contenidos de varios videos del cantante colgados en YouTube (ver abajo).

Tras ser liberado, el propio Hasél daba cuenta de lo ocurrido en un comunicado oficial publicado en Rebelión.org. De sus palabras, rescato las siguientes, que creo que expresan la opinión de muchos.

Pueden pintarme como un diablo, que la gente no es tonta y quienes me conocen saben como soy: no soy yo quien apoya bombardeos a hospitales y colegios, no soy yo quien impide referéndums democráticos, no soy yo quien tiene cochazos de lujo y mansiones a costa de la explotación y de la miseria ajena, no soy yo quien mira hacia otro lado ante la injusticia, no soy yo quien quiere acabar con los servicios públicos, no soy yo quien abre brechas [heridas] a gente sentada pacíficamente, no soy yo quien usa las armas para perpetuar las abismales desigualdades sociales, no soy yo quien no respeta las libertades de la mujer, no soy yo quien recibe dinero del Estado para esconder a pedófilos y expandir la homofobia, no soy yo quien quiere financiar misiles para que niños no puedan tener una infancia, no soy yo quien quiere un sistema esclavista, no soy yo quien tiene canales de TV y periódicos para bendecir al fascismo, no soy yo quien permanece impasible ante una historia que en demasiadas cosas parece anquilosada en la edad media, no soy yo quien inventa armas de destrucción masiva para masacrar pueblos, no soy yo quien impide una sociedad donde el ser humano sea muchísimo más que una cifra al servicio de una minoría elitista, no soy yo quien cierra los ojos y no lucha por el futuro de la humanidad y del planeta al fin y al cabo cuyos "amos" arrasan sin contemplaciones por unos trillones más, no soy yo quien se nutre del racismo para ganar votos...¿sigo? Seguramente me acusarán de hacer demagogia pero es lo único que saben decir cuando andan faltos de argumentos ante la insultante evidencia. No soy yo quien detiene a alguien que aprieta fuerte el bolígrafo cansado de que importe más si la duquesa de Alba se casa que arreglar de una maldita vez un mundo que citando al gran Galeano "está harto de estar patas arriba".

Las líneas anteriores son un esquema claro y conciso de la actual situación política y social en buena parte de España. Creo que las explicaciones sobran: a los que quieran saber más sobre lo que ocurre aquí ahora mismo les bastará consultar los periódicos españoles de todos (reitero: todos) los signos políticos o ideológicos, leerlos con una mirada crítica, comparar los discursos y sacar conclusiones.

En la actualidad, en este país es posible ver canales de televisión (por ejemplo, Intereconomía, Telemadrid o Canal Nou) manejados por las corrientes de derecha (a pesar de que los dos últimos estén pagados con dinero público), llenos de supuestas "tertulias políticas" o "de opinión" en las cuales no se hace más que desacreditar e insultar abiertamente a los supuestos adversarios políticos e ideológicos, y a todos aquellos que difieran de las perspectivas de los tertulianos. En reiteradas ocasiones, tales cadenas de televisión han deformando a propósito lo que sus servicios informativos suministraban a su audiencia para que se ajustase a sus intereses propios. Los canales que presentan otros abordajes ideológicos o políticos, otras visiones diferentes al mainstream actual, son escasos o nulos, y solo algunos programas de televisión muy puntuales se permiten la libertad de analizar la actual situación política. Un ejemplo de difusión masiva es "El Intermedio" de La Sexta, aunque este lo haga disfrazando sus críticas bajo la forma de "humor fácil". Otro ejemplo, mucho más sólido pero menos difundido o conocido, es La Tuerka CMI (Tele K Vallecas, Madrid), "tertulia política Con Mano Izquierda", la cual cuenta con una sección dedicada al rap político, y que comenzó su emisión del miércoles 5 de octubre con la siguiente declaración: "Libertad de expresión / No a la criminalización de las ideas / Absolución Pablo Hasél", y la terminó con un video del rapero. (ver programa "El sistema electoral español", con el video de Hasél en el minuto 61:07).

Esos "profesionales de la información y de la opinión" de los canales de la derecha española (heredera directa de la dictadura franquista en todos sus aspectos) no son perseguidos ni detenidos por orden de la Audiencia Nacional (un tribunal especial, heredero del Tribunal de Orden Público franquista). Es más, sí se admite la querella de un grupo ultraderechista contra el juez Baltasar Garzón por investigar los crímenes del franquismo y se sienta a este en el banquillo, aunque tal asociación falangista pudiera considerarse, desde un punto de vista objetivo, como un grupo que hace apología del terrorismo de estado, pues son (otra vez) herederos directos de un régimen que todavía tiene miles de asesinados enterrados en cunetas y planificó el robo sistemático de bebés.

Tampoco son detenidos los que escriben en las columnas de los principales medios de comunicación (impresos o digitales) afines a la derecha española, por mucho veneno, amenazas e insultos directos que viertan en sus líneas (un resumen de tales contenidos puede leerse en la columna diaria de Javier Vizcaíno en el diario Público, titulada "La trama mediática"). Ni se detiene a los personajes públicos (a veces altos cargos políticos) que publican (en Twitter, en Facebook, en sus blogs) comentarios que incitan a la homofobia, a la xenofobia, al maltrato...

No se detiene a los políticos que provocan e incitan al odio y a la violencia, no se juzga a las autoridades que están llevando el país a la ruina, ni a los banqueros que ganan millones a costa de los desahucios, el desempleo y la reducción de derechos fundamentales de la población. Todo eso es tenido por "acciones políticas legales en pos del bienestar del país" y "libre expresión en democracia".

Pero cuando un rapero dice lo que piensa libremente a través de sus canciones o sus poemas, se lo persigue, se lo detiene, se registra su casa, se lo hace declarar y se lo pone bajo libertad condicional. De esta forma se envía un mensaje muy claro al resto de la sociedad: "ya sabes lo que te ocurrirá si dices algo que no me guste".

Los medios de comunicación han hecho énfasis (demasiado énfasis) en algunas frases de Hasél que han sacado de contexto a propósito: por ejemplo, "No me da pena tu tiro en la nuca, pepero" [refiriéndose al PP, el Partido Popular, de derechas] o "no me da pena tu tiro en la nuca, socialisto" [por el Partido Socialista, supuestamente de "izquierdas" y actualmente en el gobierno]. Si la Audiencia Nacional condena esas frases, debería detener a la mitad de la población de España: basta con escuchar charlas informales a pie de calle para oír cosas mucho peores, blasfemadas por los "ciudadanos de a pie", sean del signo político que sean. Pero parece que hay un monopolio de los insultos, un monopolio de la burla y el escarnio, y que solo algunos pueden hacer uso de él en público sin enfrentarse a la justicia.

Hasél cometió el "error" de hacer pública su rabia (aunque sus mensajes no tengan ni la centésima parte de la difusión que tienen casi todos los arriba reseñados). Como lo hacen los manifestantes de distintos movimientos sociales españoles, que acaban indefectiblemente bajo las porras de la Policía, detenidos, incomunicados y juzgados. Y como lo hacen muchos, muchos otros. Si nos dejan sin la posibilidad de indignarnos por lo que nos duele, si comienzan a perseguir a los que opinamos libremente, a los que criticamos vehementemente, a los que luchamos con nuestras palabras, nuestros poemas o nuestras canciones, estamos destinados a convertirnos en una sociedad parecida a la que describía aquel famoso "1984" de Orwell. Aunque me da la sensación de que ya vivimos en ella, aunque todavía no nos hayamos dado cuenta del todo, o aunque todavía no queramos aceptarlo.

Los dejo con una de las rimas de Hasél. ¿Qué mejor forma de acabar esta entrada? Desde aquí, vaya todo nuestro apoyo a él y a todos los que siguen pensando sin cadenas, hablando sin mordazas y defendiendo la idea de que un mundo mejor es posible, si nos sacudimos primero las larvas que nos están royendo las entrañas.

Pueden poner al Che en una camisa mientras le llaman asesino
y hacerme quedar cual psicópata cuando sólo rimo
los versos que no dejaron acabar a Jara y a tantos,
pero la historia dispara más claro de lo que canto,
gritando que la avaricia crónica es el terrorismo
que nos lleva a los humanos a autodestruirnos.
Pueden encerrar a la libertad y llenarla de mierda,
que las heces son efímeras pero la libertad eterna.

Blog de Pablo Hasél.
Pablo Hasél, en Wikipedia.
Pablo Hasél, en YouTube.
Pablo Hasél, en MySpace.
Pablo Hasél, en LaTuerka.net.

Video 01. "Nunca en el olvido".
Video 02. "Libertad presos políticos".
Video 03. "Muerte a los Borbones".
Video 04. "Érase".
Video 05. "Obama Bin Laden".
Video 06. "No pienso callarme".
Video 07. "Las cifras que los dejarán a 0".

4.10.11

Hacer la nuestra

Hacer la nuestra

Por Sara Plaza

En muchas ocasiones no hace falta que los demás se vayan, para empezar a darnos cuenta de que quizás nos estamos quedando solos. Solos en nuestra manera de ver el mundo, de entenderlo, de querer darle la vuelta y ponerlo de una vez por todas patas abajo, después de tantos y tantos siglos estando patas arriba. La soledad asusta, pero no debemos permitir que nos quite las ganas de atrevernos a pensar o a hacer las cosas de modo distinto a como las piensan o las hacen los demás, tampoco debemos permitir que nos impida pensarlas o hacerlas con calma.

Por lo mismo, hay veces en que la presencia de los demás solo sirve para alimentar la extrañeza que sentimos hacia nosotros mismos, sobre todo cuando consentimos que sean sus ojos los que condicionen nuestra mirada. Extrañeza que no deja de crecer conforme avanzamos con el paso cambiado o lo hacemos por el costadito del mundo, pero que se vuelve insoportable cuando desertamos de nuestros zapatos y de nuestros sueños.

Hace un puñado de años, entre las páginas de "Zara y el librero de Bagdad", del escritor Fernando Marías, además de una buena historia encontré uno de los hilos que me ayudaría a no perderme del todo en el laberinto de idas y venidas que va dibujando la mía: "Nunca se sabe cuándo la vida va a intentar que te traiciones a ti mismo. Y sobre todo: nunca se sabe cuándo lo va a conseguir."

Yo creo que lo consigue cada vez que agachamos o volvemos la cabeza para evitar ver hacia dónde nos encaminamos. Cuando nos calzamos unos zapatos que no son los nuestros y nos da por realizar los sueños de otros. También cuando dejamos que nos asuste más la soledad que las malas compañías, o el quedarnos rezagados que la prisa. Y cuando nos convencen de que es bueno el mal menor.

La mentira que se repite mil veces sigue siendo mentira y lo malo es malo aunque no sea lo peor. Con esto sí estoy llamando a la desobediencia, a sacudirnos la sumisión y la pereza. La sumisión a unos usos, costumbres y normativas que lejos de servirnos para convivir nos obligan a malvivir. Y la pereza que nos da cuestionar los hábitos y las maneras de hacer y pensar que nos han venido imponiendo.

Si por el camino nos vamos quedando solos tal vez ésa sea la única forma de comprobar que estamos haciendo la nuestra. Al fin y al cabo, cuando todos se hayan ido seguiremos estando a nuestro lado.