20.6.17

UNIVERSO: Casa de las estrellas

UNIVERSO: Casa de las estrellas

Por Sara Plaza

Recibir un libro como regalo sigue siendo uno de esos momentos mágicos que de vez en cuando te brinda la vida. Recibir un libro de definiciones poéticas elaboradas por niños del oriente antioqueño (Colombia), detiene el tiempo y multiplica el hechizo. Casa de las estrellas. El universo contado por los niños es una selección del poeta, gestor cultural, promotor de lectura y docente Javier Naranjo (Medellín, 1956), en la que recopila su trabajo de varios años como coordinador de talleres de poesía para niños. El libro está prologado por la poeta, dramaturga y crítica literaria Piedad Bonnett (Amalfi, 1951), e ilustrado por el grabador y dibujante José Antonio Suárez Londoño (Medellín, 1955). Ha llegado a mis manos desde la Biblioteca y Centro Comunitario Rural Laboratorio del Espíritu, situada en el municipio El Retiro, a 32 km al sur de la ciudad de Medellín, en la subregión Oriente del departamento de Antioquia. En los siguientes párrafos comparto algunos pedacitos de este trabajo comunal.

***

Aunque parezca desmesurado, para los adultos que somos, sin la voz de un niño no hay hallazgo posible, ni poesía, ni paraíso, ningún dolor, ningún conocimiento, ninguna comunión.

Este trabajo surgió como un juego y quiere entregarse como juego. En diversos momentos, y a lo largo de varios años, invité a niños de primaria a dar el significado de algunas palabras, a que su propia mirada lo revelara. Las palabras surgieron sin ninguna deliberación particular [...]. En muchos casos los niños eligieron. Eligió su gusto o rechazo. [...] Del material obtenido se hizo una selección en la que se corrigió solo la ortografía y en pocos casos, la puntuación. Respeté la voz de los niños, sus titubeos, dislocación, su secreta arquitectura. Sus hallazgos en el milagro de revelar en lo enunciado. Respeté su voluntad de olvido o profunda memoria. Sinceridad en la intención. Voz que sucede ajena a lo que quiere imponer lo sabido: el mundo gastado, rotulado con el pobre "ya conozco todo".
Javier Naranjo

***

Casa de las estrellas nos permite acercarnos a la niñez en abstracto, pero también a unos niños concretos, a unos colombianos entre los cuatro y los doce años que viven un país que no ha conocido la paz durante décadas, donde la modernización y eso que llamamos progreso coexisten con la pobreza y el atraso. [...] Es fácil encontrar en el libro poesía pura, como cuando un niño dice que "cielo es donde sale el día", o cuando afirma que se es anciano "cuando a uno se le van los años"; pero también pragmatismos increíbles, acercamientos al mundo donde lo que prima es la realidad rasa, como en aquel que apunta que sol es "el que seca la ropa", o en quien, con lógica de ingeniero, afirma que "cuerpo es el soporte de la cabeza". Otro, llevado por la sinceridad, se atreve a decir de Dios que "es invisible, y no sé más porque no he ido al cielo". [...] Casa de las estrellas le da voz a los niños de manera genuina, y no como en los comerciales o en los discurso institucionales, donde se los usa para hacerlos decir cosas que ellos jamás dirían. Y los niños se toman muy en serio su tarea, aprovechando que hay oídos dispuestos a escucharlos.
Piedad Bonnett

***

AGUA:
Es como si tuviera algo en la mano y como si no sintiera nada en la mano.

Alex Gustavo Palomeque, 7 años

ALEGRÍA:
La fuerza de ser y de sentir.

Catalina Sanín, 9 años

ÁRBOL:
Que me da la respiración.

Yamile Gaviria, 7 años

BLANCO:
El blanco es un color que no pinta.

Jonathan de Jesús Ramírez, 11 años

CAMPESINO:
Que son desplazados.

Edwin Alexander Hoyos, 8 años

COLEGIO:
Casa llena de mesas y sillas aburridas.

Simón Peláez, 11 años

DESPLAZADO:
Es cuando lo sacan del país para la calle.

Oscar Darío Ríos, 11 años

DINERO:
Es el fruto del trabajo pero hay casos especiales.

Pepino Nates, 11 años

DISTANCIA:
Es cuando uno está lejos y el otro está cerquita.

Jhon Alexander Ríos, 10 años

ENTRAR:
Es en una casa la salida.

Blanca Nidia Loaiza, 11 años

ESPACIO:
Es como dejando diez renglones.

Alex Gustavo Palomeque, 7 años

ESPEJO:
Reflejo de ver.

Duván Arnulfo Arango, 8 años

ETERNIDAD:
Es una parte muy aburrida.

Nelson Fernando Londoño, 9 años

FAMILIA:
La gente, toda, toda, toda, toda.

Jorge Alejandro Botero, 5 años

GUERRA:
Gente que mata por un pedazo de tierra o de paz.

Juan Carlos Mejía, 11 años

INSTANTE
Es redondo.

Edison Harvey Pérez, 8 años

LUNA:
Es que nos da noche.

Leidy Johanna García, 8 años

LUZ:
Es algo inventado por el hombre para no vernos en la oscuridad.

Leidy Joahana Soto, 9 años

MAESTRO:
Es una persona que no se cansa de copiar.

María José García, 8 años

MUERTE:
El país.

Jorge Andrés Giraldo, 6 años

PALABRA:
Es donde se ocultan las palomas.

León Alfonso Pava, 11 años

PAZ:
Es para unos que matan mucho.

Jonny Alexander Arias, 8 años

PEREZA:
Algo inigualable.

Olmedo Herrera, 10 años

POETA:
Puerta.

Hugo Andrés Grajales, 6 años

POLICÍA:
Es el que quiere que la paz termine.

Sandra Milena Gutiérrez, 11 años

PRÍNCIPE:
Vago de la realeza.

Eulalia Vélez, 12 años

RECUERDO:
Es una cosa de pequeño a grande.

Fabián Loaiza, 12 años

RITMO:
Es cuando uno le lleva la corriente a la música.

Víctor Alfonso Soto, 7 años

SUEÑO:
Es por la noche y no le despiertan los ojos.

Manuel Bernal, 6 años

VIDA:
Que pasa el sol.

Diego Fernando Villa, 6 años

UNIVERSO:
Casa de las estrellas.

Carlos Gómez, 12 años

Imagen: Fotografía de Sara Plaza.